Biberones

Sea cual sea el motivo del uso del biberón, bien por decisión propia o por problemas con la lactancia , compaginar horarios, etc hay que tener en cuenta ciertas consideraciones:

  • La leche debe estar a 37º para dársela al bebé
  • La leche extraída, se puede guardar en nevera 48 horas o congelar hasta 1 año
    • Siempre hay que etiquetarla para que le correspondan tomar antes las más antiguas (y adaptadas a su fase de crecimiento1 y posteriormente las más recientes)
  • Si la leche es de fórmula, utilizar siempre agua baja en sales minerales para componerla.
    • Hervir el agua hasta ebullición, dejar enfriar un poco, añadir la leche de fórmula y dejar enfriar hasta 37ºC
  • No calentar nunca el biberón en el microondas, ya que puede calentar de forma desigual y parecer fría o de temperatura correcta y luego en otras zonas muy caliente y escaldar al bebé.
  • Las tetinas están hechas de varios materiales y formas, y cada niño tiene preferencias.
    • La tetina se cambia según el flujo (1 agujero, 3, regulable, o en Y.
      • Las de agujero más grande (Y o cruz) son para cuando toman cereales con la leche)
    • Las de latex son más blandas y parecidas a pecho.
    • Los de silicona (vs caucho), se agrietan cuando tienen dientes, pero no tienen olor, cambiarlas con más frecuencia.
    • Las tetinas ’naturales’, como las Medela Calma obligan al bebé a realizar ’esfuerzo’ de succión para obtener la leche, siendo las que mejor facilitan el paso de pecho a biberón y viceversa.

Esterilizadores y otros accesorios

Todos los elementos que toque el bebé pasan por esterilizaciones periódicas para evitar gérmenes: chupetes, biberones, etc

Esterilizadores, hay de varios tipos y siempre hay que mirar tamaños por los biberones porque para cada fabricante varían y pueden no entrar dentro.

El de vapor se considera el más seguro, aunque existen variantes para usar en microondas o bien esterilizadores por pastillas con sus ventajas e inconvenientes.

Para cuando el niño comience con alimentos que no sean la leche y vayamos a introducir fruta, existen chupetes con rejilla que pueden tener fruta picada o en trozos para que coja sabor sin el riesgo de que el niño ingiera trozos que todavía no sabe masticar (teniendo en cuenta que generalmente no tiene dientes todavía)


  1. Al igual que en cada toma, cambia la consistencia de la leche (de más líquida para saciar sed a más espesa para aportar más calorías, la leche también cambia durante el crecimiento del bebé en composición, etc) ↩︎