El plan de parto es una parte de la cartilla del embarazo donde la futura madre indica cuales son sus intenciones sobre diversos aspectos del mismo, por ejemplo:

  • uso de anestesia epidural
  • facilitar piel con piel
  • entorno con el menor número posible de profesionales para dar un entorno más íntimo
  • no episotomía
  • no rasurado
  • usar o no lavativa
  • etc.

Dichas decisiones, que se pueden cambiar en cualquier momento, y siempre supeditadas a la salud de la madre y del bebé, van a venir también dependiendo de los profesionales que atienden, los medios disponibles, etc.

El plan de parto, no deja de ser una lista de ‘deseos’ que pueden verse alterados en función de las necesidades médicas que determinen los médicos para garantizar la salud de la madre y del bebé.

Es interesante, eso si, que deje de ser algo ‘impuesto’ y que se pueda influir en el entorno que nos rodeará en un momento tan importante e íntimo para la nueva familia.

¿Tuviste algún problema con poder cumplir tu plan con tu bebé?