Hace tiempo en el articulo Biberones se hablaba del proceso de uso, preparación, etc…

Recientemente y dadas las nuevas necesidades, nos dio por hacer una búsqueda, y al igual que las cafeteras automáticas se han popularizado, algo similar ha ocurrido con los biberones, por ejemplo:

De los modelos anteriores finalmente nos decantamos por el primero, que permite regular el tamaño del biberón, y permite soltar un chorro inicial a mayor temperatura para esterilizar algo la leche de fórmula.

En el mismo rango de precios nos gustaba el Babymoov, algo más compacto, pero sólo permitía dispensar de 60ml o bien, pulsando más rato, regular manualmente y no hacía lo de poner el chorro caliente inicial para esterilizar algo.

El último, el Baby Brezza, 3 veces superior en precio cuando lo evaluamos, permite hasta poner la leche y dispensar la leche y el agua automáticamente. Pero nos daba algo de inseguridad el dejar la leche en polvo en otro recipiente y el precio exagerado.

Una gran ventaja respecto al calienta biberones es que no hay que ir mirando a ojo la temperatura, ni estar pendiente de que caliente, etc… se pone el biberón, se siguen los pasos y listo en un par de minutos. La única pega, que a cada paso requiere confirmación y que podrian permitir simplificar (muchos pasos de confirmación de pon la formula, pon el biberón en la zona de llenado, retiralo, agitalo, vuelvelo a poner, etc.)

Quitado de eso, una gran ayuda sobretodo para las noches… poner el biberon con la leche de fórmula y en casi nada, biberón listo para tomar.